lunes, 5 de octubre de 2009

TÉCNICAS GRÁFICAS I : LÁPIZ.

La destreza con el lápiz puede ser importante, no solo para aquellos que ven los dibujos a lápiz como un fin en sí mismos, sino para los pintores, impresores y escultores.



Un lápiz es un medio conveniente y expresivo para desarrollar una composición y para registrar información visual que más tarde podrá traducirse a otro medio.



Los artistas han necesitado siempre un instrumento para dibujar,un instrumento con gran flexibilidad de marcas, desde gestos amplios y generales a descripciones muy detalladas.

Alberto Durero utilizaba una varilla hecha de una aleación de plomo y estaño ( punta de plata) con la que conseguía dibujos de maravillosa sutileza. Sin embargo, presentaba varios inconvenientes, entre ellos la necesidad de una base especial cuya aplicación exigía tiempo y habilidad.



Así pués siguió buscandose un medio de dibujo más inmediato y versátil. El grafito se descubrió en Bavaria en 1400, pero no se aprovechará su potencial hasta 1504 en Inglaterra. Al principio se creyó que era plomo y como se usaban trozos para marcar las piedras en las canteras,las primeras referencias hablan de él como "lápiz de plomo".
El primer lápiz de grafito se fabricó en 1662. La escasez del material hizo necesario medios de extenderlo, cosa que se hizo añadiendo gomas, resinas y pegamentos. Esto tenía la ventaja de permitir comprimirlo en surcos hechos en madera. Los primeros sistemas de envoltura fueron con cuerda y mangos de metal llamados portecrayons similares a los portaminas.
En 1671 Faber instaló su fabrica de lápices en Inglaterra. En el S.XVIII Napoleón, molesto por tener que importar los ingredientes, pidió a Conté que desarrollara un sustitutivo. El resultado fue una mezcla de arcilla, grafito, agua y pasta, endurecida en hornos y después introducida en surcos hechos en la madera.Este fue el antecesor del lápiz moderno.
Los lápices de colores se hacen con mezclas de caolín, ceras y tintes.



A través de los siglos los artistas lo han empleado de innumerables maneras.
Cualquier definición del dibujo a lápiz resultará probablemente inadecuada ya que debe incluir muchas concepciones diferentes: desde una descripción tonal sumamente elaborada de un tema concreto hasta una idea plasmada mediante línea. Entre estos extremos es posible una enorme variedad de estilos: lineal, de mancha, apretado o suelto, en lápiz solo o con la adición de lavados tintas o color.
El dibujo de línea pura es  quizás la modalidad más difícil ya que el artista debe resolver los colores, tonos y textruas de sutema en unas pocas líneas. Maestros como Schiele, Matisse o Hockney  transmiten una gran emoción y todo el que pretenda dibujar bien debe estudiarlos.


"Guía Completa de Pintura y Dibujo" Colin Hayes. HB,1980

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada