lunes, 18 de noviembre de 2013

Fases genéricas del Proceso de Diseño

Se realiza a través de siete fases: Definición, Investigación, Ideación, Prototipo, Selección, Implementación y Evaluación.

1) Definición: 
Aquí sabemos cuál es el problema visual que nos encargan.
En esta etapa nos presentan el brief o encargo de diseño donde se exponen todos los requerimientos, necesidades, expectativas, etc. del cliente para un trabajo específico. El brief o encargo tiene un objetivo
principal que busca ser solucionado por el diseño que se desarrollará después. En esta fase el diseñador tiene que definir el problema visual (inclusive el público objetivo) con precisión y simpleza.


2) Investigación: 
La etapa de recopilación de información, basándonos en el encargo o problema visual que nos dan. Gracias al brief, el diseñador empieza a reunir la mayor cantidad de información –valiosa y conectada al problema– para sustentar con recursos válidos la idea o concepto del diseño. En esta fase, se recomienda hacer una lista de preguntas que cuestionen la idea central del encargo y nos brinden nuevas direcciones
 pensar más el concepto: ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿por qué?, ¿quién?, ¿qué?, ¿para quién?, ¿dónde?, etc.



3) Ideación – Concepto:
En esta etapa creamos alternativas o soluciones al problema visual encargado. El diseñador empieza a usar los datos recopilados (collage de investigación) para definir el concepto del diseño. Creamos ideas para resolver el brief.
http://blogdiseno.basekit.es/brief elemento esencial

La generación de ideas es todo un proceso mental y complejo que requiere nutrirse de técnicas de creatividad como la lluvia de ideas, esbozo de ideas, etc., así como tener en cuenta movimientos de arte, estilos y cultura visual contemporánea.

4) Prototipos – Bocetos: 
Empezamos a trasladar todas las ideas que tenemos en la mente al papel, es decir, comenzamos a dibujar y a dar forma aquellos conceptos que resolverán el brief encargado. Dibujar, cortar, pegar, imprimir, volver a recortar y pegar, borrar, dibujar nuevamente, etc. te permitirá representar con precisión y soltura el
concepto.
www.amlibros.com/dibujo-para-disenadores-de-producto

De esta forma, tanto el cliente y el diseñador pueden visualizar y manipular el concepto del diseño. Es decir, el boceto o el prototipo nos otorgan la posibilidad de observar y palpar la apariencia física del concepto.

5) Selección de conceptos: 
Aquí inicia el proceso de selección de las más idóneas propuestas de conceptos.
Se dice “idóneas” porque siempre tenemos que tomar en cuenta los objetivos del encargo o el brief que se dio al inicio.
Si responde o soluciona directamente a los objetivos específicos del problema visual, valdrá la pena elegir esta propuesta para llevar a cabo su producción digital.


                                               http://www.thecoolist.com/custom-bicycle-concepts

6) Implementación – Producción digital:
Es la fase donde se ejecuta y produce digitalmente el concepto (productos a imprimirse o para visualizarse en web o video).
Aquí puede corregirse algunas características de la idea para poder cumplir con el pedido del brief del diseño.
Es recomendable hacer una serie de pruebas de color y de funcionamiento para completar con la apariencia visual final del proyecto de diseño hacia el cliente. Esta etapa termina con la entrega del trabajo terminado.



7) Evaluación: 
Después de todo proceso de diseño, es recomendable desarrollar una retroalimentación de todo lo aprendido, para identificar qué funcionó bien y dónde se puede mejorar.
El feedback (retroalimentación) permite identificar nuestras fortalezas y debilidades para la mejora continua de proyectos gráficos futuros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada